Saint Seiya mundo español

Foro donde poder ser caballeros y amazonas de Athena, de cualquier otro dios o diosa, y donde, sobre todo, pasar un buen rato
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Ayuda inesperada

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Shiryu de Athena
▼~Administrador~▼
▼~Administrador~▼
avatar

Mensajes : 154
Fecha de inscripción : 21/01/2010
Edad : 34

MensajeTema: Ayuda inesperada   Vie Ene 22, 2010 2:02 pm

UNA PROPOSICION MORTAL

En el salon del trono, Hades esperaba a Persefone. Ese dia, ella regresaria con su madre. Seis meses con el, y seis meses con ella. Un suplicio para Hades. Algo indeseado, insufible. No podia ser que el Dios del Inframundo tuviera que estar seis meses sin su esposa porque Demeter no admitia esa boda. ¿Que le importaba a el que la diosa de la agricultura estuviera enfadada? Era un Dios. Mala suerte, Demeter era Diosa... los dos iguales.

De pronto, y sin que supiera como, alguien se presento ante el. No era Persefone, era un ser cubierto de los pies a la cabeza. No sabia quien podia ser y no tenia ni idea de porque estaba ahi, pero no tenia ganas de tonterias mortales.

-¿Como te atreves a venir aqui delante de mi?-Pregunto Hades sin poder dejar de observar a aquel ser tan extraño.

-Vengo a hacerte un trato. Si te ayudo a que Demeter admita tu matrimonio con Persefone, me tendras que entregar tu espada por una hora.

-¡Tu estas loco! Con razon estas muerto. -Hades dio la espalda a aquel ser que le ponia nervioso, no sabia como pero lo hacia.

-Yo no estoy muerto. He venido hasta ti porque tengo que salvar una vida, pero todos creen en la Tierra que tu eres el culpable. Pero no lo eres, tu eres inocente. Esta vez te culpan de algo que no has hecho y tu orgullo no lo admitira, supongo.

-Supones bien, no sabes nada de mi ni de mi orgullo. Vete por donde has venido, pero estas muerto, lo quieras o no.

-Estoy vivo Hades. Existimos seres que podemos venir a este mundo sin estar muertos. Y lo sabes bien. Los caballeros de Athena podemos hacerlo.

Hades entonces le observo. Aun no se habia dado a conocer el caballero por lo que no sabia quien era. Y tampoco le interesaba. No era la primera vez que le culpaban de algo que el no habia hecho, por lo que no le preocupaba. Su preocupacion estaba en Persefone. No la queria dejar marchar pero ese habia sido el trato, y los seis meses que tenia por delante... iban a ser los mas largos, tristes y solitarios de todos.

-Vete de aqui caballero no estoy de humor para tus tonterias. Lo siento, vete. Vete o me encargare de que estes muerto.

-Hades no me voy a ir. Tendras que matarme o hacer el trato. Se que eres inocente, no permitas que la colera de Zeus caiga sobre ti. ¿O acaso el Dios del inframundo se rinde ante todo por culpa del amor?

Hades sabia que aquel caballero decia la verdad. No se iria hasta entonces, pero... ¿un caballero de Athena ayudando al Dios Hades a limpiar su nombre?

-Dime entonces de que se me acusa. Pero te matare.

-No me mataras, porque se te acusa de secuestrar a Athena y Zeus ha dictado que si ella muere, el culpable, sea quien sea, perdera su inmortalidad. Hades, ya te acusan y hay pruebas que dicen que tu has secuestrado a Athena, pero te aseugor que se que eres inocente. Tu no lo has hecho y si tu eres despojado de tus poderes.... ¿quien acaso gobernara en este mundo? ¿quien hara que cada humano este en el lugar que le corresponde? Tu nos lo dijiste Hades, sin ti, no existiran ni los campos eliseos, ni el inframundo... Por favor...

-Calla. ¿Despues de todo lo que me habeis hecho te crees que voy a ayudar a Athena?

-Si. Lo creo. Porque entonces te ayudaras a ti mismo.

Hades se acerco al caballero. Queria saber cual de los caballeros de Athena se le acercaba de aquel modo. En ese instante ya no sabia como debia actuar. Por un lado queria matarle, pero por el otro...

-Te ayudare con Demeter, se como convencerla de que Persefone se quede contigo todo el año. Por favor Hades. Ayuda a Athena.

-Antes, me tendras que demostrar si realmente eres quien dices ser. - Hades, entonces, descubrio al caballero. Si, le conocia, le recordaba bien. Pero sus armaduras estaban rotas... entonces... ¿como habia podido restaurarlas? La sorpresa de ver a aquel caballero con una armadura nueva fue superior, y mas aun, ver que era el. No habia duda ni miedo en sus ojos, solo paz y tranquilidad. Aquel caballero sabia bien a lo que iba y estaba dispuesto a conseguirlo

-Una cosa mas, ¿como sabes tu que soy inocente del rapto de Athena?

-Porque para raptar a Athena antes debes de romper el sello que te mantiene en este mundo. Ese sello esta intacto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://saintseiyaespanol.forosactivos.net
Shiryu de Athena
▼~Administrador~▼
▼~Administrador~▼
avatar

Mensajes : 154
Fecha de inscripción : 21/01/2010
Edad : 34

MensajeTema: Re: Ayuda inesperada   Vie Ene 22, 2010 2:02 pm

LOS CABALLEROS Y LA DIOSA DESAPARECIDA

En el Santuario, mientras tanto, Seiya, Hyoga e Ikki intentaban localizar a los compañeros que habian desaparecido poco despues del rapto de Athena.

Habia sido de una manera tan rapida y tan vil que ninguno de ellos, por mucho que lo intentaran, pudieron hacer nada. Cierto que Hyoga estuvo a punto y casi que coge a Athena, pero lo unico que logro fue un trozo de su vestido que quedo en su mano antes de caer escaleras abajo.

En el Santuario, esa mañana, todo parecia tranquilo. Los caballeros de bronce se entretenian viendo como los futuros caballeros entrenaban. Solo Shiryu se encontraba en una de las casas, en la de Libra. Alli, sumido en sus pensamientos, recordaba una a una todas las cosas que el maestro le conto en los años que estuvo de entrenamiento en los Cinco Picos. Recordaba asi mismo a la hermosa Shunrey, a la cual pensaba volver a visitar en breve, pues una semana sin estar con ella era demasiado para el. Necesitaba volver a verla y si regresaba pronto al Santuario nada pasaria. De todos modos tambien tenia que asegurarse de que la Cascada estuviera segura, era la entrada al Inframundo y si algo sucedia alli, esa entrada no tardaria en abrirse.

Una tercera guerra santa era lo ultimo que el caballero del dragon y todos los demas caballeros deseaban, incluyendo en ello a Athena, quien habia regresado con los mortales, asegurando sentirse mucho mejor entre ellos.


-Shiryu, necesitamos que vengas, pasa algo. [color=indigo]-Hyoga llego corriendo a la casa de Libra, y llevo a Shiryu hasta la primera casa. Si, pasaba algo, algo que era muy extraño -¿Que esta sucediendo?

-No lo se Hyoga, pero se acerca algo. Ya en la casa de Libra lo sentia, pero aqui es mucho mas fuerte. Es incluso... ¡tened cuidado, son espectros de Hades!

-Pero... el sello no esta roto ¿verdad?

-No Seiya, el sello esta bien, pero los espectros no necesitan el sello.

-Lo necesitan Shiryu.

-No Seiya, no los necesitan si los dioses les envian. Depende de que Dios les envie.

-¿Pero que dices?

-Shun, protege a Athena, luego os lo explico a todos. Que no toquen a Athena vienen por ella.

En la primera casa del Santuario comenzo una batalla encarnizada entre los caballeros de bronce y los espectros. Eran ciertamente espectros de Hades, pero... ¿le envaiaba el? ¿con que proposito? Los meteoros de Pegaso y la Colera del Dragon entrechocaban con los espectros. Los dos caballeros se libraban de aquellos seres oscuros con gran facilidad, pero parecian no terminar nunca. Cada vez habia mas, les atacaban. La cadena de Andromeda protegia a Athena y a Shun que ardia en su fuero interno por luchar junto a sus amigos, y mas cuando vio a Hyoga caer por el ataque de uno de los espectros que le dio de lleno, pero alli estaba Ikki. El no caia, el fuego no tenia secretos para el y la batalla se comenzo pronto a poner a favor de los de bronce que pudieron expulsar a los enemigos sin que estos les causaran graves daños.

-¿Estas bien Hyoga? -pregunto Seiya mientras se dirigia hacia Athena

-Estoy bien. Gracias Ikki. Han huido... es muy extraño...

Pero no habian huido. Los verdaderos enemigos del Santuario, los que habian ido en pos de Athena, se acercaban sin que ellos les vieran.

-Hay alguien. Noto un cosmos, es muy fuerte y esta aqui. -Shiryu fue el primero en notarlo, aunque sus compañeros le volvieron a llevar de nuevo la contraria -Ya se que no le veis, pero le presiento. Esta aqui y no es un espectro ni tampoco un guerrero divino, es un Dios.

-Shiryu tiene razon. Es un Dios. Es...

En ese momento, Athena fue raptada delante de los caballeros. Hyoga, el mas cercano a ella, dio un salto logrando alcanzar a la diosa durante unos instantes, pero la debilidad que aun tenia por el efecto del ataque anterior, hicieron que resbalase y cayese escaleras abajo, llegando al principio de la escalinata del Santuario. Afortunadamente, su armadura le protegia y, pese a los golpes, no se causo ninguna lesion.

Pero ninguno de ellos podia llegar hasta Athena. La diosa desaparecia ante sus ojos dirigiendose al Olimpo sin que nadie supiera quien lo hacia.

-Hades. Seguro que es obra de Hades. El sello no le ha detenido.

Shun lanzo sus cadenas en un vano intento, pero tampoco pudo recuperar a la diosa.

Entonces, Seiya decidio que fueran todos de nuevo al Olimpo. Athena les habia dicho hacia ya algunas semanas como podian ir sin en alguna ocasion excepcional requerian de ello.

-Vamos amigos, hay que rescatar a Athena y saber que ha sido del sello. Porque en esta ocasion no ha encerrado en su mundo a Hades... ¿Shun? ¿Shiryu?

Si, ellos tambien habian desaparecido. Sin dejar rastro, sin sonido...les llamaron voz en grito pero no hubo respuesta. Los dos habian desaparecido justo despues de desaparecer Athena. ¿Que estaba sucediendo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://saintseiyaespanol.forosactivos.net
Shiryu de Athena
▼~Administrador~▼
▼~Administrador~▼
avatar

Mensajes : 154
Fecha de inscripción : 21/01/2010
Edad : 34

MensajeTema: Re: Ayuda inesperada   Vie Ene 22, 2010 2:02 pm

CONFESIONES

En el Santuario, los caballeros del zodiaco se prepararon para partir nuevamente. Llevaron tambien la armadura de Andromeda y la del Dragon por si les encontraban y necesitaban las armaduras, que seguro la necesitarian.

-Seiya ¿donde estaran? -Ikki parecia preocupado. Practicamente Shun habia desaparecido de su mano. Si hubiera siquiera alargado un poco el brazo, tal vez hubiera podido ayudarle, pero lo que el caballero no sabia era la gran verdad que sus pensamientos guardaban.

-No lo se Ikki, pero les encontraremos a ellos y a Athena tambien. Ya lo veras.

Los caballero spartieron directamente hasta los campos eliseos. Alli se encontraron con dos caballeros dorados que fueron la gran alegria de aquel instante: Saga de Geminis y Camus de Acuario.

-¡Maestro!-Hyoga dejo escapar una exclamacion de suma alegria.

-Me alegro de ver que estas bien Hyoga. Me tienes preocupado. Eso que no conservas en tu corazon y sin lo cual has aprendido a vivir, era lo que tu te creais que te hacia fuerte, ahora que no esta, seguro que entenderas que no era la razon de tu fuerza. Pero te aseguro Hyoga que lo recuperaras. Ese vacio pronto estara lleno. Te lo prometo -Camus se referia al recuerdo de la madre de Hyoga, pero el caballero no entendia a su maestro. Aun asi, poco importaba que lo hiciera, para Hyoga, lo importante en esos instantes era ver a su maestro vivo y frente a el, ya su ultimo recuerdo de Camus no seria en su lecho de muerte.

-Caballeros, hay problemas. Y serios problemas. Artemisa no quedo conforme y Hera le ha dado la razon. Ha sido ella la que ha secuestrado a Athena. La tiene atada con las cadenas de Hefestos en un lugar desconocido. Esas cadenas solo las puede romper una espada. En realidad dos. La primera las rompe, pero provoca la muerte irremediable de cualquier caballero o persona que lo haga. La segunda no provoca la muerte de nadie, pero es la espada de Hades.

Los caballeros escucharon a Saga con cara de espanto. Las noticias eran terribles. No era Hades quien secuestro a Athena y logicamente no iba a entregar su espada asi por asi despues de las guerras santas. Entonces... ¿que hacer?

-Nosotros tambien tenemos malas noticias. No sabemos que ha sido de Shun ni de Shiryu.

Los caballeros observaron las cajas de las armaduras. Ciertamente eran dos caballeros cuya fuerza e inteligencia era necesarias para ese conflicto. Pero no era ocasion de dejarse llevar por la pena ni por el dolor. Solo habia que dejarse llevar por rescatar a Athena. Lo demas ya no tenia nada que ver, por mucho que sus corazones dijeran lo contrario.

Mientras ellos permanecian cabizbajso y serios, en otra parte de los campos, Shiryu y Shun conversaban con Dohko. El caballero de Libra les explicaba la situacion nuevamente. Shiryu la habia comprendido y ya habia realizado los primeros actos, pero Shun tenia sus dudas, sobre todo porque sin las cadenas, no podria detener las flechas de las arqueras de Hera.


-¿Que podemos hacer?

-No lo se Shun, pero es algo suicida. Tenemos la espada de Hades, pero las arqueras dispararan, no se quien soportaria mas esas flechas.

-Ninguno de los tres. Una sola flecha es mortal aun con armadura. Vosotros no las teneis. Lo siento muchisimo Shiryu. No calcule... te he traido a tu muerte...

-No maestro, no pasa nada. Usted me trajo, y se lo agradezco. Morire si es mi destino. No me preocupa. Solo quisiera tener la confirmacion de que Shun regresara bien al Santuario junto a Ikki.

-Lo hara. Regresara al Santuario. Hablare de nuevo con Kronos y le pedire que le devuelva a antes de desaparecer tu. De esa manera, solo te habre traido a ti. Solo a ti te habre causado la muerte...

-Maestro...

Los tres callaron. Era cierto. Dohko habia hablado con Kronos y el tiempo en el Olimpo se habia detenido durante unos intantes. Tiempo suficiente como para que Dohko pudiera llegar sin problemas hasta Hades. Fue entonces cuando le hablo y le confeso lo que sucedia. En el Olimpo y aun en el Inframundo, todos creian que Hades habia secuestrado a Athena, pero eso no era cierto, y la espada de Hades era la unica que podia dar una posibilidad de vida a quien la soltara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://saintseiyaespanol.forosactivos.net
Shiryu de Athena
▼~Administrador~▼
▼~Administrador~▼
avatar

Mensajes : 154
Fecha de inscripción : 21/01/2010
Edad : 34

MensajeTema: Re: Ayuda inesperada   Vie Ene 22, 2010 2:03 pm

REENCUENTROS

-Dohko, los caballeros del zodiaco han llegado. -Aioros de Sagitario se presento ante el caballero de Libra quien no dejaba de imaginar como podria salvar la vida de quien habia sido su alumno, pues era irremediable que este fuera a liberar a Athena -Y han traido las armaduras de Shiryu y de Shun.

-Mi hermano... -Shun sabia que Ikki habia llegado. El no se hubiera quedado en el Santuario sin tener noticias.

Juntos, se dirigieron hacia donde los caballeros, pero varios espectros de Hades les cortaron de inmediato el paso. Hades no controlaba a su gente. Estaba perdiendo su poder. Se estaba rindiendo... o se los quitaban ya.

-Hades no los controla. Algo pasa. -Aioros solo confirmaba los pensamientos de todos.

-No importa. Maestro... -Shiryu observo a su maestro sin terminar de hablar. Ambos sabian lo que iban a hacer.

-Aioros, sera mejor que nos apartemos. -Shun tiro del caballero de Sagitario alejandole un poco de alli. Sabia que los dos ataques combinados podian ser devastadores

-¡Cien dragones de Rozan!- Tanto Dohko como Shiryu lanzaron el ataque directo hacia los espectros. Los dragones lo arrasaron todo. Los espectros desaparecieron y un potente cosmos se dejo sentir durante un largo rato despues de que el ataque hubiera dejado de suceder.

-Ciertamente no me sorprende, Dohko ha tenido mucho poder siempre, pero de un caballero de bronce no esperaba eso y sin armadura...-Aioros estaba sorprendido, no lo habia visto antes y esperaba que fuera potente pero no tanto -Aun asi, es fuerte, pero...

Tras aquello, siguieron adelante. Una vez todos juntos podia ser que tuvieran alguna idea y tal vez se aclararan las cosas. Las dudas que existina podian encontrar respuesta y el laberinto tal vez se terminara de una vez antes de que hubiera otra guerra santa o algo peor.

-Alli estan...

-¡Maestro! -El grito de Shiryu sobresalto a todos. El caballero se dirigia directamente hacia los arboles que alli se encontraban sin que nadie hiciera nada para ello. No podia evitarlo. El golpe fue tan fuerte que el arbol se partio por la mitad. Aun asi, el caballero del dragon se levanto. Pero volvio a suceder lo mismo. Otro golpe. Otro arbol. Otra caida. Y otra levantada. Volvio por tercera vez a suceder

-No te levantes Shiryu. Quedate quieto. Concentrate. ¡Mascara de muerte muestrate, enfrentate a mi! -Dohko tomo la espada de la armadura de Libra dispuesto a combatir. Nadie entendia nada, y aunque Mascara de Muerte se mostro, tampoco entendia como podia mostrarse de esa manera, con la armadura sapuri y con esos aires de superioridad.

-Dohko no vengo por ti. Apartate.

-No. Si atacas a Shiryu me atacas a mi. Lo sabes. Enfrentate a mi.

Mientras ambos caballeros que en otro tiempo compartieron el mismo destino de defender a Athena, se preparaban para la batalla, Seiya y sus amigos se dirigian hacia Shiryu.

-Ya puedes ponerte en pie. Si es que puedes claro. -Seiya empezaba a entender algo pero no del todo.

-Si puedo hacerlo. ¿Donde estan las armaduras? Las necesitamos. Y... ¿como nos habeis encontrado?

-Eso es facil, Aioros nos encontro mientras conversabamos con Camus y con Saga, y dijo que vendria para aca en busca de vosotros. Dime Shiryu, ¿porque a Shun?

-Mi maestro no sabia que los dos estabamos tan cerca. Fue Kronos quien detuvo en el Olimpo el tiempo. Eso dio la posibilidad a mi maestro de acudir en busca de Hades. El no ha sido quien ha raptado a Athena. Pero su espada si pudiera liberarla sin que ninguno de nosotros pierda la vida. Como ya sabreis, ha sido Hera. Sus arqueras impediran el paso a todo aquel que se acerque a Athena. Tendremos que llegar hasta donde entan, derrotarlas y liberar a Athena, pero aun hay algo mas, debemos devolverle los poderes a Hades, de lo contrario, los espectros, y sus caballeros solo obedeceran a Hera y ella es mas poderosa que el. Mucho mas. No podemos demostrar nada contra Hera, pero si la inocencia de Hades.

-Y me necesitareis otra vez...-Shun susurro solo para el- yo no quiero que Hades me posea.

-No te va a poseer Shun. No debes dejarle esta vez. Tranquilo... -Ikki consolo a Shun pese a que el caballero de Andromeda hubiera preferido que su hermano no lo hiciera en publico.

-Pues en busca de Athena. -Camus animo a los caballeros a partir, una vez comprobo que Shiryu se encontraba en perfecto estado, y que la espada de Hades seguia en su poder -¿Como habeis conseguido la espada?

-Fue mi maestro. A cambio le demostro a Demeter que Persefone amaba de verdad a Hades, pero no se como lo hizo, yo no estuve con el en ese momento.

-Pero... los golpes te han debido de turbar un poco... Shiryu, ya esta Hermes buscando a Athena, ¿no lo recuerdas?

-¿Seguro? Perdona, lo olvide.

-Haber... ¿que otras cosas has olvidado?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://saintseiyaespanol.forosactivos.net
Shiryu de Athena
▼~Administrador~▼
▼~Administrador~▼
avatar

Mensajes : 154
Fecha de inscripción : 21/01/2010
Edad : 34

MensajeTema: Re: Ayuda inesperada   Vie Ene 22, 2010 2:03 pm

EL SACRIFICIO

-Nada mas Seiya, nada mas. -Shiryu quedo unos pasos atras intentando pensar si habia olvidado algo mas, pero en su pensamiento solo estaba el recuerdo de que el tiempo pasaba y la espada seguia sin regresar a las manos de Hades.

-Shiryu -Ikki regreso junto al caballero del dragon dispuesto a aclarar de una vez por todas lo de Shun, no iba a permitir que Hades entrara de nuevo en su cuerpo -¿como convence un mortal a un Dios?

-Con la fuerza de la razon. Mi maestro ha convencido a Demeter gracias a Shunrey. Ella siempre reza por mi, haga sol o llueva. Su amor es puro, igual que el de Persefone, y ninguna madre quiere ver sufrir a su hija -Los dos amigos retomaron el caminar hacia su destino, era necesario llegar cuanto antes -Y no olvides nunca Ikki, que no importa cuantas veces nos caigamos, importa cuantas nos levantamos con la justicia por delante y el corazon puro.

Shun habia escuchado y su sonrisa fue toda la respuesta que el caballero del dragon necesitaba. La ternura de Andromeda volvia de nuevo a dar resultados.

-Demasiado facil. Solo nos ha cortado el paso Mascara y estoy seguro de que Dohko dara buena cuenta de el -Saga no estaba tranquilo. El Templo de Hera se mostraba majestuoso ante ellos pero sin un caballero o Dios que le impediera el paso.

-Hay arqueras de Hera apostadas y preparadas para disparar. Sus flechas son mortales y nada las detiene. -Shura hizo su aparicion, dispuesto a ayudar a los caballeros.

-Nadie nos va a detener Shura, salvaremos a Athena aunque nos cueste la vida.

-Tranquilo Seiya, yo no soy tu enemigo.

Siguieron hablando e intentado pensar en como pasar durante un buen rato.

-No hay tiempo para hablar Seiya. Hyoga, levanta una pared de hielo entre las arqueras y nosotros. Shun, usa tus cadenas.

Asi lo hicieron. Las arqueras no pudieron esquivar las cadenas de Andromeda ni sus flechas atravesaban tampoco la pared de hielo levantada por Hyoga. Pudieron pasar sin el menos problema, mientras Camus se enorgullecia de su alumno y Dohko de la inteligencia del suyo.

-Estos chiquillos no dejan de sorprenderme. -Aioros realmente parecia sorprendido.

-Aun no has visto nada Aioros, aun no has visto nada. -Saga daba muestra de saber hasta donde llegaban los caballeros de bronce, pero realmente, ni el sabia que iba a suceder.

La hora cedida por Hades llego a su fin justo cuando los caballeros entraron en el Templo de Hera. Hades no tardo en aparecer dispuesto a reclamar lo que por derecho le pertenecia.

-Ha pasado la hora, devolverme la espada. -Hades no parecia dispuesto a pelear, aunque su voz no dejaba lugar a dudas de que estaba molesto -Dohko, cumpliste tu palabra, gracias. Ahora, comprenderas que la quiero.

-Comprendemos que la quieres y que la necesitas. Dime que quieres por unos minutos mas. -Shiryu no solto la espada de Hades, aunque si se la mostro.

-Una vida. Un alma. -Hades dirigio su mirada hacia Shun, por lo que este, inconcientemente, se refugio tras su hermano -Aunque pensandolo bien... un alma tan pura no es ocasion para esto. Una vida, eso quiero, quiero la vida del caballero de Pegaso.

-No, Te doy mi vida a cambio de unos minutos mas.

-Vale, aceptare. Cuando libereis a Athena ella dira quien la rapto, asi que yo quedare libre y todos mis poderes regresaran a mi. Caballero del dragon tu lo has querido.

Hades, tomando la espada, la clavo en la armadura de Shiryu que cayo de rodillas de inmediato. Los caballeros dorados y los de bronce no creian lo que sus ojos veian. Un nuevo sacrificio solo por unos minutos mas y por la vida de Seiya, pero... ¿que pasaria cuando Athena fuera liberada? ¿que seria de Shiryu?

-Shiryu, tu siempre tan trancendental. No cambiaras nunca hijo...

-Dohko, me ha entregado su vida, vivira mientras tenga la espada. Una vez se la saqueis para soltar a Athena, morira.

Hades desaparecio dejando a los caballeros sin palabras.

-Yo le llevare, Athena sabra que hacer, de eso estoy seguro. Ella le ayudara, pero primero debemos ayudarla a ella. -Shura tomo a Shiryu en sus brazos, mientras el caballero del dragon le decia por donde ir -¿Como sabes eso?

-Porque las arqueras nunca derramarian sangre en el Templo de su diosa, como tu no la derramaste en el Santuario cerca de la estatua de Athena.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://saintseiyaespanol.forosactivos.net
Shiryu de Athena
▼~Administrador~▼
▼~Administrador~▼
avatar

Mensajes : 154
Fecha de inscripción : 21/01/2010
Edad : 34

MensajeTema: Re: Ayuda inesperada   Vie Ene 22, 2010 2:03 pm

LAS ROSAS DE LA MUERTE

Los caballeros de Bronce no tardaron en regresar a su mision. Ya no se trataba solo de la vida de Athena, tambien de la vida de uno de ellos. Para ninguno de ellos existia la duda: Hades sabia que no existia peor castigo para el caballero dorado de Libra que ver sufrir a Shiryu de esa manera. Por eso acepto. Aunque lo hizo de una manera demasiado rapida para algunos y demasiado clara para otros. Hades aun planeaba algo y muchos, temian que fuera a ser lo que ellos creian.

-Hades ¿no hara nada en contra de nosotros?-Shun preguntaba extrañado, sabia de lo que el Dios era capaz, asi que aquello no solo no le sorprendia, si no que ademas, le advertia del peligro que estaban corriendo.

-Tranquilo Shun, no puede hacer mas daño. En cuanto la espada salga del cuerpo de Shiryu, la armadura del dragon se quedara sin portador y la dorada de Libra no tendra un caballero que la vista, la decima casa del Santuario no tendra quien la protega. Y Dohko vivira la eternidad sin saber que sera de Shiryu ya que no ira a los campos eliseos, pero tampoco al tartaro.

-Entonces no sigas Hyoga, por favor, no sigas. Algo habra que podamos hacer. Mientras hay vida, hay lugar para los milagros.

Los caballeros terminaron de cruzar el Templo sin encontrarse a nadie. Aquel lugar parecia desierto. Quizas Hera no deseaba que Zeus supiera lo que habia hecho y por ese motivo no puso mas seguridad, o quizas no sabia que los caballeros de bronce llegarian hasta alli, pero no les habia puesto demasiados impedimentos para que no fueran, asi que...

-Algo sucede. ¿Lo notais? -Seiya comenzaba a sentirse un tanto molesto, sobre todo porque unas extrañas ondas parecian querer detener sus pasos, pero no se veia a nadie y tampoco las ondas, solo se sentian.

-Yo si lo noto. Es... Es Aiacos, dirigios hacia Athena, yo me encargo de el.

-Hermano...-Shun miro a Ikki, no queria dejarle atras, sabia que era su deber, pero no queria dejarle, Ikki siempre le habia protegido, ya era hora de cambiar eso- Yo tambien me quedo. Los dos juntos podremos con el con mas facilidad. Ademas, -dijo señalando sus cadenas- seguro que mis cadenas te son de utilidad.

Los dos hermanos quedaron atras dispuestos a dar su vida si era necesario mientras el resto del grupo, cada vez mas disminuido seguia adelante. Hera lo estaba consiguiendo. Si al menos no llegan cuatro hasta Athena, Shiryu moriria en vano y la diosa no podria jamas abandonar aquel lugar.

Ademas, si habia llegado Mascara de Muerte, mas aun podria estar por alli Afrodita de Piscis, de eso estaban seguros. Dos caballeros de oro no podian enfrentarse ni estando alli, la pelea duraria hasta la eternidad. Si Dohko habia logrado acabar con Mascara... eso era algo que solo sabia Dohko.

-Si, acabe con el, tranquilos. Acabe con el porque conozco su punto debil, y si aparece quien vosotros creeis, tambien acabare con el, no lo dudeis.

-¿Como sabes que estamos pensando?

-Seiya, eres facil de entender. Sigamos adelante, debemos estar cerca, muy cerca. Shura -dijo Dohko dirigiendose al caballero de capricornio- ¿te ha dado algun dato mas?

-No, ya no puede, dude que salga de esta.

-No le conoces. Saldra...

Pero alli era pensar en alguien que no querian ver o encontrarse, para que eso sucediera, y Afrodita se presento ante ellos con su rosa en la boca. Dispuesto a detenerles el paso ganandose el aprecio de la diosa Hera.

-Seguid adelante. -Dohko se puso en posicion de combate al mismo tiempo que los demas continuaban su camino dandole de lado a Afrodita- Yo sere tu oponente. Vamos.

-No tengas prisa en morir, morireis todos, no vais a salir de aqui -mil rosas lo rodearon todo, mientras Afrodita reia orgulloso, pues ya podia, solicitar la inmortalidad a Hera- Soys todos pateticos, es facil eliminaros -COn los ojos cerrados, se sentia el mejor de todos pues al fin habia acabado con los caballeros de bronce y los de oro.

Era el mejor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://saintseiyaespanol.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Ayuda inesperada   

Volver arriba Ir abajo
 
Ayuda inesperada
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saint Seiya mundo español :: Saint Seiya :: Fics-
Cambiar a: